Ahorrar comiendo sano

12 Mar 2021
Tiempo de lectura
3 minutos
Uno de los grandes gastos mensuales del hogar es la cesta de la compra. Para algunas personas, comer sano implica un mayor gasto.
Pie de foto
Uno de los grandes gastos mensuales del hogar es la cesta de la compra. Para algunas personas, comer sano implica un mayor gasto.

Lo asocian a cierto grado de sofisticación, en cuanto a variedad, calidad e incluso a la compra de aquellos alimentos que resultan novedosos y a los cuales se les atribuyen propiedades extraordinarias. Pero nada más lejos, la simplicidad y el sentido común nos van a ayudar a elaborar los mejores menús equilibrados y saludables.

¿Qué debemos tener claro a la hora de ahorrar en nuestra lista de la compra?

Para ahorrar en la compra hemos de empezar listando aquellos alimentos básicos que han de componer nuestras comidas principales y tentempiés.

Para el desayuno y la merienda necesitaremos incluir lácteos, fruta, frutos secos y un alimento rico en carbohidratos complejos, como por ejemplo pan, biscotes o cereales. Evitemos los alimentos superfluos que además de sumar calorías de más a la dieta, van a aumentar el importe de la compra.

A grosso modo las comidas y las cenas han de estar compuestas por una fuente proteica (carne, pescado, huevo), una de hidratos de carbono (arroz, pasta, legumbres, patata, pan) y otra rica en fibra, vitaminas y minerales (verduras y frutas), todo ello acompañado por una grasa saludable como es el aceite de oliva.

Comentarios

Isabel
Autor/a:

Isabel Gimenez Blasco

Con 15 años de experiencia médica, desde el 2011 Isabel Giménez Blasco trabaja en la Unidad de Reproducción Asistida del Hospital Quirón de Zaragoza, donde con su trabajo apoya la ilusión de ser madre de muchas mujeres.

Médico en la Unidad de Reproducción Asistida y de Obstetricia y Ginecología en la Unidad de Ginecología del Hospital