Navidades en familia...¡Diferentes!

23 Dic 2015

 

-       Cambiar de contexto como, por ejemplo, viajando a un país lejano o exótico que implique conocer una nueva cultura y disfrutar de un nuevo clima. Experimentar cómo se celebran las fiestas en esos destinos, qué costumbres tienen y enriquecerte de esa experiencia y de sus tradiciones.

-      Alquilar un apartamento o una casa rural para mantener las celebraciones y las comidas habituales de esas fechas, pero cambiando de entorno como, por ejemplo, estando en contacto con la naturaleza.

-       Reunirse con otras familias en una casa de colonias en la que se organicen actividades adaptadas a todas las edades y con la presencia de monitores que aseguren el entretenimiento y la diversión para pequeños y adultos.

-       Introducir actividades deportivas, de aventura o de ocio entre las fiestas.

-       Buscar momentos y zonas adecuadas para el ejercicio físico y la vida social.

“Bendita sea la fecha que une a todo el mundo en una conspiración de amor”Hamilton Wright Mabi

-       Añadir pequeños matices a las celebraciones habituales como, por ejemplo, un juego de mesa, un concurso o cualquier actividad con niños que complete el encuentro familiar y lo haga más divertido y agradable.

-       Cambiar de ubicaciones en las que habitualmente se organizan estos encuentros o pedir colaboración a todos los miembros para que no recaiga todo el trabajo siempre en las mismas personas  y se introduzcan formas diferentes de preparar y disfrutar de las navidades.

-       Hacer manualidades con los niños, puesto que se encuentran en una etapa en la que pueden sentirse motivados por la realización de objetos decorativos navideños.

-       Cocinar con los más pequeños de la casa, buscando recetas navideñas adaptadas a su edad y en las que puedan colaborar sin peligro.

-       Realizar menús innovadores, presentando la mesa de una forma original o decorando la casa con detalles diferentes de los habituales.

Comentarios