Diástasis abdominal o de rectos, ¿qué es y cómo detectarla?

11 Ago 2022
Tiempo de lectura
7 minutos
La diástasis abdominal no solo tiene implicaciones estéticas, sino que puede ocasionar problemas de salud. Por ello es importante detectarla y solucionarla.
diastasis
Pie de foto
Diastasis
  1. ¿Qué es la diástasis y por qué se produce?

  2. Síntomas de la diástasis abdominal

  3. ¿Cómo se trata la diástasis abdominal?

 

La diástasis es un problema abdominal muy ligado al embarazo o, más bien, a la etapa de posparto; aunque no aparece exclusivamente tras una gestación. De hecho, los hombres también pueden sufrir diástasis en el abdomen.

A continuación te explicamos porqué se origina esta condición, cómo puedes identificarla, qué síntomas asociados puedes experimentar y qué puedes hacer una vez que ya se ha manifestado.

 

 

¿Qué es la diástasis y por qué se produce?

El término diástasis hace referencia a la separación anormalmente incrementada de los rectos del abdomen, unos músculos que, entre otras cosas, nos mantienen erguidos. 

Dicha separación, que de forma orientativa se considera diástasis a partir de los 2 cm de anchura, se produce en la línea media del abdomen.

Para que puedas identificarlo correctamente, los rectos abdominales son las hileras de cuadrados que conforman la famosa y, en muchos casos, ansiada «tableta de chocolate».

Se trata de un músculo par, con dos partes simétricas, una a cada lado de la línea alba o línea media del cuerpo que, en condiciones normales, se encuentran unidas por dicha línea, una estructura de tejido conectivo en el que abundan las fibras de colágeno y que, al igual que los músculos rectos, se extiende desde el esternón hasta el pubis.

 

¿Por qué se produce la diástasis de los rectos abdominales?

La diástasis abdominal se produce como consecuencia de un estiramiento muy pronunciado de la pared abdominal, algo que inevitablemente sucede durante el embarazo

No obstante, ese estiramiento también puede ser producido por un exceso de peso u obesidad, así como consecuencia de ejercicios hiperpresivos o de esfuerzos repetidos (por ejemplo, debido al estreñimiento) que causen un aumento de tensión en la zona. 

Es decir, que las mujeres no gestantes y los hombres también pueden experimentar diástasis en el abdomen.

 

 

En cualquier caso, el estiramiento de la pared abdominal da lugar a la separación de los músculos rectos, con o sin rotura de sus uniones, y esto, más allá de sus implicaciones estéticas, puede propiciar la aparición de diferentes problemas en función del grado de diástasis.

 

Síntomas de la diástasis abdominal

Cuando los rectos del abdomen se separan de forma excesiva y/o se rompen las uniones de ambos músculos pueden aparecer diferentes tipos de síntomas y señales.

Los más conocidos y evidentes son, probablemente, los síntomas estéticos. Es decir, lo que primero solemos advertir, y en muchos casos lo que empuja a las mujeres a consultar con su médico, es el aspecto que adquiere el abdomen con diástasis.

Se puede notar o ser visible la separación de los músculos rectos, pero también puede ocurrir que el abdomen se encuentre abultado a pesar de haber transcurrido suficiente tiempo tras el parto y/o haber recuperado el peso que se tenía antes del embarazo.

Aunque el aspecto del abdomen es algo que preocupa a muchas mujeres tras el parto, lo cierto es que la diástasis puede dar lugar a síntomas que van más allá de lo puramente estético. 

Al existir un espacio abierto, muchas mujeres experimentan una protrusión del contenido abdominal, que se aprecia como una especie de bulto sobresaliente en la barriga. 

Además, la separación de los músculos rectos del abdomen puede afectar la estabilidad de la musculatura del área lumbar y la zona pélvica, algo que interfiere directamente con el mantenimiento de una postura correcta. 

Todo ello puede dar lugar a la aparición de problemas como el debilitamiento del suelo pélvico, sensación de inestabilidad, dolor de espalda y en la región lumbar, pérdida de fuerza abdominal o un riesgo aumentado de sufrir incontinencia urinaria y prolapso.

Por otro lado, la diástasis también puede estar asociada a diferentes síntomas digestivos, como hinchazón del abdomen, acumulación de gases, mala digestión o aparición de hernias en el área abdominal.

 

¿Cómo saber si tengo diástasis tras el embarazo?

Si no experimentas estos síntomas o estos no son del todo claros, pero crees que tienes diástasis puedes comprobarlo realizando un abdominal tipo crunch.

Para ello tienes que tumbarte boca arriba con los pies apoyados en el suelo y las piernas flexionadas, pero en lugar de colocar las dos manos detrás de la cabeza, ahí solo deberás situar una de ellas.

La otra mano tendrás que colocarla en la zona central del abdomen, en el área del ombligo, hundiendo levemente los dedos. Al realizar el abdominal, separando del suelo la cabeza y los hombros, podrás notar la separación de la diástasis en el caso de que esta exista.

Otra forma de comprobar la existencia de una posible diástasis abdominal es, tumbados boca arriba en el suelo con el abdomen visible, estirando las piernas y elevándolas con los pies juntos. 

En esa posición, debemos levantar la cabeza y observar el abdomen, si aparece un abultamiento en la línea media del ombligo existe separación entre los rectos abdominales. 

Si detectas alguno de estos signos o simplemente crees que puedes tener una diástasis, acude a tu médico para que pueda realizar un diagnóstico adecuado.

 

¿Cómo se trata la diástasis abdominal?

El tratamiento de la diástasis dependerá del grado de separación y los problemas asociados que existan.

 

 

Por tanto, es importante que acudamos al médico para que nos valore y pueda derivarnos al especialista correspondiente o indicarnos el tratamiento a seguir.

En cualquier caso, en el tratamiento de la diástasis se recurre a dos vías: la fisioterapéutica y la quirúrgica.

El fisioterapeuta, además de confirmar el diagnóstico, nos podrá indicar diferentes recomendaciones y enseñarnos una serie de ejercicios en el caso de que la separación de nuestros rectos no sea demasiado acusada.

Si, por el contrario, la separación de los músculos es muy grande, se ha producido una rotura o lleva asociado un dolor importante, es posible que el médico considere oportuna una intervención quirúrgica para la reconstrucción de la zona, que por lo general consiste en una abdominoplastia

En definitiva, la diástasis es un problema abdominal relativamente frecuente que, aunque está muy ligado al embarazo, puede aparecer debido a otras causas.

 

Guía gratuita
Alimentacion en el embarazo
Consejos de alimentación durante el embarazo

¿Qué alimentos se deben evitar durante el embarazo? Recomendaciones nutricionales para un embarazo saludable y libre de intoxicaciones y riesgos para el bebé.

 

Aunque no es dolorosa por sí misma (la separación del músculo recto no causa dolor), la diástasis abdominal puede dar lugar a problemas asociados que sí pueden producir dolores y molestias, además de sus implicaciones estéticas.

Por tanto, si crees que tienes diástasis, no dejes de acudir a tu médico para que te ayude a solucionarla.

Comentarios

Zeneida Herrera
Autor/a:

Zeneida Herrera

  • Fundadora de Travel me Softly

  • Investigadora asociada en la Universidad de Heidelberg desarrollando diversos proyectos de investigación en el campo de la terapia celular y la nefrología.

  • Investigadora pre-doctoral del programa europeo NephroTools FP7 Marie Curie Initial Training Network (INT)

Amante de la ciencia, la comunicación, los viajes y la naturaleza.

Guía gratuita
Recetas de verano
Recetas de verano

Llega el buen tiempo y toca afrontarlo con recetas sanas y muy fresquitas. Por ello, te animamos a que pruebes estas recetas que hemos preparado para ti.

Productos y servicios relacionados

Si vas a ser mamá, protege lo que más te importa

Seguro de salud para embarazadas
Seguro para embarazadas

¿Vas a ser madre? Cuenta con un seguro de salud que te ofrezca las mejores coberturas antes, durante y después del embarazo.

Comadrona digital
Comadrona digital

Queremos estar a tu lado, por eso nuestra comadrona digital te dará el apoyo necesario para que disfrutes al máximo de estos momentos.

Conservación de células madre
Conservación de células madre

El servicio First se encarga de conservar las valiosas células que se encuentran en la sangre del cordón umbilical (células madre hematopoyéticas aisladas) útiles para tratar en la actualidad más de 80 enfermedades.