Entendiendo los seguros de salud sin copagos y sin carencias

08 Dic 2021
Tiempo de lectura
9 minutos
Los seguros de salud sin copagos y sin carencias son una opción estupenda para quienes quieren contratar un seguro médico y olvidarse de desembolsos adicionales
seguros de salud sin copagos y sin carencias
Pie de foto
Seguros de salud sin copagos y sin carencias
  1. ¿Qué es el copago en un seguro de salud?

  2. ¿Qué es la carencia de un seguro?

 

Comprender en qué consisten los seguros de salud sin copagos y sin carencias nos ayuda a comparar y elegir correctamente nuestro seguro médico.

 

Los seguros de salud sin copagos y sin carencias son, sin duda, una opción idónea cuando se busca tranquilidad y despreocupación.

 

Si bien hay seguros con modalidades de copago muy asequibles, cuando se quiere estar cubierto y no tener que afrontar ningún gasto inesperado en servicios médicos, lo mejor será optar por un seguro médico sin copago y sin carencia.

 

Pero, ¿qué significa exactamente que un seguro de salud no tenga copago o se califique como seguro sin carencias?

 

A continuación, explicamos las características e implicaciones de estos conceptos tan importantes a la hora de elegir tu seguro de salud.

 

¿Qué es el copago en un seguro de salud?

El término copago hace referencia a un sistema que consiste en la realización deun pago parcial por cada uso que se haga de un determinado servicio, sobre una cuota fija previa.

 

Es decir, en el caso de los seguros de salud con copago, el asegurado tiene que pagar una cantidad determinada por los servicios, incluidos en el seguro, que utilice y que se aplica sobre el coste de la póliza​.

 

Por lo general, la cantidad a pagar en concepto de copago al utilizar un servicio médico es pequeña, sobre todo si se compara con el coste total del servicio o prueba médica. Así que se podría decir que se trata de una aportación que hace el usuario del seguro médico al hacer uso de este.

 

 

De esta manera, las personas que utilicen su seguro médico de forma más recurrente realizarán más aportaciones adicionales que aquellas que hagan uso del seguro de manera esporádica.

 

Cabe destacar que las cantidades aplicadas en los seguros con copago deben estar estipuladas de antemano, por lo que el usuario puede consultarlas antes de contratar un seguro y, por supuesto, en cualquier otro momento tras la contratación.

 

Las cantidades concretas que se deben pagar cuando se aplica un sistema de copago dependen de diferentes factores, como la especialidad o servicio médico del que se trate, así como del tipo específico de seguro que se tenga contratado.

 

Modalidades y seguros de salud sin copago

Algunos seguros permiten elegir entre diferentes modalidades, con un rango que va desde un copago más elevado hasta seguros exentos de esta característica. Es decir, seguros de salud sin copagos.

 

Por lo general, contratar un seguro con copago hace que la cuota del seguro sea más baja. De esta manera, el asegurado se beneficia de un seguro de salud a un precio más reducido durante todo el tiempo.

 

Ahora bien, al hacer uso de su seguro médico tendrá que realizar una determinada aportación o copago. 

En los seguros de salud sin copagos es normal que las cuotas sean ligeramente más altas, pero cuando el usuario haga uso de su seguro no tendrá que pagar ninguna cantidadde dinero adicional.

 

Por tanto, si quisiéramos ahorrar lo máximo posible en nuestro seguro, podríamos escoger un seguro con copago, concretamente el que tenga un copago más elevado (ya que esto reducirá el coste de la cuota).

 

Sin embargo, si lo que queremos es tener la tranquilidad de que pagamos nuestro seguro y nada más, entonces será mucho mejor optar por un seguro de salud sin copago.

 

Es decir, con esta modalidad sin copago, independientemente de la especialidad o el tipo de prueba médica que nos realicemos, no tendremos que desembolsar ningún dinero extra.

 

Aunque tendemos a enfocarnos en el corto plazo, y por tanto es frecuente que intentemos ahorrarnos el mayor dinero posible en los servicios a contratar, en realidad el seguro sin copago resulta conveniente si queremos tener un mayor control sobre nuestra economía.

 

¿Por qué? Pues, porque evitamos cualquier gasto inesperado si de repente necesitamos hacer uso de algún servicio médico específico o complejo como, por ejemplo, una PET (Tomografía por emisión de positrones).

 

Esta prueba en un seguro con la cuota más baja y, por tanto, la modalidad más alta de copago puede requerir el abono de unos 300€.

 

En un seguro de salud sin copago requeriría el pago de 0€. No tendríamos que abonar ni un solo céntimo extra.

 

Si bien la PET es una de las pruebas médicas más costosas dentro de los copagos, el desembolso de cantidades menores por pruebas menos complejas también pueden llegar en un mal momento económico o cuando ya teníamos pensado destinar ese dinero a otro propósito.

 

Por ello los seguros de salud sin copago dan tanta tranquilidad. Una vez hayamos pagado nuestra cuota nos podemos despreocupar, porque si requerimos cualquier servicio médico y este además se produce en el momento menos oportuno, estaremos cubiertos sin ningún coste adicional.

 

¿Qué es la carencia de un seguro?

En un seguro de salud la carencia es el periodo mínimo que establece la compañía de seguros para disfrutar de todos o parte de los servicios que cubre dicho seguro.

 

Es decir, que se establece un periodo determinado que debe transcurrir, desde la firma de la póliza del seguro de salud, hasta poder hacer uso de las coberturas y garantías contratadas (o parte de ellas).

 

El tiempo de carencia varía mucho entre unas compañías y otras. También puede variar en función del tipo de seguro, la póliza elegida o las diferentes coberturas.

 

Pero, ¿por qué tienen un periodo de carencia los seguros de salud?

 

De forma simplificada, el periodo de carencia se establece para evitar prácticas abusivas por parte de los usuarios de un seguro, como, por ejemplo, contratar una póliza para atender una dolencia preexistente y tan pronto como esté solucionada cancelar el seguro.

 

 

De ahí que, en realidad, no existan seguros sin carencias al 100%. Ahora bien, tanto la extensión (cantidad de coberturas para las que se establecen carencias) como la duración del periodo de carencia pueden variar mucho de un seguro a otro.

 

Será importante, por tanto, comprobar y comparar este aspecto a la hora de elegir nuestro seguro médico.

 

Partiendo de la base de que no existe un seguro 100% libre de carencia, ¿qué se podría considerar un seguro de salud sin carencias?

 

Pues aquel que nos ofrezca los tiempos o periodos de carencia más reducidos y, al mismo tiempo, un número equilibrado de coberturas o servicios con y sin carencia.

 

Podemos tener acceso a esta información en cualquier momento, por lo que antes de contratar nuestro seguro médico nos interesa comprobar que dispondremos de pruebas diagnósticas sin carencias como resonancias, radiografías, escáneres, etc.

 

Todas las pruebas y servicios que no tengan carencia dentro de un seguro se podrán utilizar desde el momento en el que se haga efectiva la póliza.

 

Es decir, si lo necesitamos, podemos acudir al médico al día siguiente de contratar nuestro seguro y hacer uso inmediato de todos los servicios sin carencia que este nos ofrezca. 

Solo tendremos que esperar el tiempo estipulado para hacer uso aquellos servicios concretos que tengan carencia.

 

Los tiempos y las excepciones en las carencias

En cuanto a los tiempos de carencia, además de que sean periodos razonables, también nos interesa comprobar si existen excepciones para casos inesperados de gravedad.

 

Cuando existe un periodo de carencia de 6 meses para un servicio determinado, significa que tendrá que pasar medio año desde la contratación de la póliza hasta poder hacer uso de esa cobertura.

 

Seis meses de carencia es un periodo razonable, por ejemplo, para una hospitalización o una intervención quirúrgica. No obstante, es conveniente elegir un seguro que, a pesar de incluir carencia para estos servicios, excluya ese periodo en casos de urgencia.

 

Es decir, que será mejor optar por un seguro que en situaciones de hospitalización debida a una urgencia vital o como consecuencia de un accidente no aplique ningún periodo de carencia.

 

Guía gratuita
Accidentes infantiles
¿Cómo podemos prevenir accidentes domésticos?

En esta guía te damos una serie de recomendaciones para evitar accidentes comunes en el hogar con la corriente y los enchufes, productos de limpieza, medicamentos y pinturas, objetos peligrosos, quemaduras y peligros en el agua (piscinas, playa y bañeras)

 

En definitiva, con este tipo de seguros no solo podemos protegernos frente a los imprevistos y atender necesidades específicas de salud, sino que también podemos evitar los correspondientes desembolsos económicos, que a menudo son expertos en llegar en el momento menos indicado. 

Esperamos que esta información te haya sido útil y te facilite la elección de tu seguro de salud.

Comentarios

Zeneida Herrera
Autor/a:

Zeneida Herrera

  • Fundadora de Travel me Softly

  • Investigadora asociada en la Universidad de Heidelberg desarrollando diversos proyectos de investigación en el campo de la terapia celular y la nefrología.

  • Investigadora pre-doctoral del programa europeo NephroTools FP7 Marie Curie Initial Training Network (INT)

Amante de la ciencia, la comunicación, los viajes y la naturaleza.

Guía gratuita
Problemas de la vista más comunes

En este eBook encontrarás información sobre los principales problemas en la vista: miopía, hipermetropía, astigmatismo, presbicia, etc. Al final también podrás conocer el impacto de la tecnología en nuestra salud ocular y consejos para reducir este impacto.

Productos y servicios relacionados

Cuidamos tu salud y la de tu familia

Seguro de salud DKV Integral
Seguro de salud DKV Integral

Nuestro seguro de cuadro médico más vendido con un 36% de descuento: visitas a especialistas sin listas de espera, cobertura dental y asistencia en viajes en caso de urgencia

Videollamadas con especialistas y chat 24h

Consulta tus dudas a los mejores profesionales sin moverte de casa con las líneas médicas especializadas, incluida la pediátrica 24h y de obesidad infantil. Además podrás realizar videoconsultas con especialistas a través de la app Quiero cuidarme Más.

Productos de parafarmacia
Productos de parafarmacia

Salunatur es la parafarmacia online en la que encontrarás todo lo que necesites a precios exclusivos por estar registrado en el DKV Club. Productos para protegerte de la COVID-19, para cuidar tu cuerpo y rostro, productos específicamente profesionales.