Bulos vacunas en niños

06 Jul 2021
Tiempo de lectura
5 minutos
No hay evidencias de que el 80% de los adolescentes sufran efectos secundarios severos con la vacuna de Pfizer y otros bulos sobre vacunas en niños.
Pie de foto
Vacuna de la COVID en niños

En Maldita.es ya hemos desmentido múltiples bulos sobre los niños y la COVID-19: no es cierto que Italia haya abierto “campos de concentración” para “recluir a niños apestados por el virus” ni que las mascarillas causen infecciones pulmonares a los menores. En los últimos meses de crisis pandémica también se han viralizado desinformaciones sobre las vacunas en niños. Os contamos que  no hay evidencias de que el 80% de los adolescentes sufran efectos secundarios que "pueden provocar un trauma severo" con la vacuna contra la COVID-19 de Pfizer, que  la Organización Mundial de la Salud (OMS) no ha dicho que la presencia de los niños en la escuela cuenta como "consentimiento" para su vacunación o que el doctor Marc Siegel no recomienda que los niños no vacunados contra la COVID-19 lleven un distintivo amarillo.
 

No, no hay evidencias de que el 80% de los adolescentes sufran efectos secundarios que "pueden provocar un trauma severo" con la vacuna contra la COVID-19 de Pfizer

Está circulando un contenido de la web CienciaySaludNatural.com que afirma que el 80% de los niños de 12 años o más que han recibido la vacuna contra la COVID-19 de Pfizer se han quejado de efectos secundarios y que estos "pueden provocar un trauma severo". Pero no hay evidencias de que sea así.
 

Los datos salen supuestamente de esta hoja informativa sobre la vacuna de Pfizer para profesionales de atención médica que administran vacunas, publicada por la Administración de Alimentos y Medicamentos (FDA) de Estados Unidos. El 10 de mayo la FDA autorizó extender la Autorización de Uso de Emergencia (EUA) de esta vacuna para incluir a adolescentes a partir de 12 años.

Según explicaba la FDA a Maldita.es, el contenido que está circulando "parece malinterpretar los resultados del ensayo clínico para la población de 12 a 15 años de edad" de la vacuna de Pfizer. En la hoja informativa no hay ninguna referencia a que el 80% de los adolescentes que participaron en el ensayo sufrieran efectos que "pueden provocar un trauma severo".
 

Desde la FDA indicaban que no "está claro el origen de la cifra del 80% citada en el artículo". Según la agencia, los únicos porcentajes que son similares al que da el contenido son los de adolescentes que tuvieron dolor en el lugar de la inyección.

La maldita pediatra Vanesa Llorente señalaba a Maldita.es que los efectos secundarios que se reportaron en el ensayo "parece que se presentan con una frecuencia algo superior, pero no con mayor gravedad" que en los adultos. "No me parecen clínicamente relevantes. No se puede afirmar que el dolor en el sitio de inyección o el cansancio sean 'efectos secundarios que pueden provocar un trauma severo'", aclaraba.
 

No, Pfizer no está realizando un ensayo para incluir la vacuna contra la COVID-19 dentro de la vacuna antineumocócica Prevenar 13 que se administra a niños

También se ha difundido un vídeo que afirma que "Pfizer está haciendo una prueba para la tercera dosis de la vacuna del COVID-19 incluirla dentro de la vacuna Prevenar 13”. “Es decir, dentro de la Prevenar 13 va a ir la vacuna contra la COVID-19", indica la grabación.
 

Pero es un bulo que Pfizer esté realizando un ensayo para incluir la vacuna contra la COVID-19 dentro de la vacuna antineumocócica Prevenar 13 que se administra a niños. Sí que existe un ensayo clínico de la farmacéutica que prueba la administración conjunta de dos vacunas, pero ni incluye a niños ni se está haciendo con la vacuna Prevenar 13.

Desde el Ministerio de Sanidad indicaban a Maldita.es que no tienen constancia de que se esté desarrollando una vacuna que combine la de la COVID-19 y la Prevenar 13. En cualquier caso, explicaban que si se desarrollara una vacuna así, tendría que ser autorizada por la Agencia Europea del Medicamento (EMA). "No sería tan simple como sólo incluir la vacuna de COVID-19 en otra vacuna (...) si llegara a ser autorizada, se trataría de una vacuna nueva y, por lo tanto, con su ficha técnica y prospecto específicos, sus beneficios y sus riesgos", afirmaban.
 

El autor del vídeo también advierte a los padres de que si firman la autorización para que sus hijos reciban la vacuna contra el neumococo en los centros educativos "seguro que para de aquí a septiembre estará aprobada que esa Prevenar 13 lleve la vacuna del COVID-19". Sin embargo, según apuntaban desde el Ministerio de Sanidad, "ningún consentimiento firmado para otra vacuna sería directamente válido" ya que se trataría de una vacuna distinta y nueva.
 

No, la OMS no ha dicho que la presencia de los niños en la escuela cuenta como "consentimiento" para su vacunación

Además se ha viralizado un vídeo publicado en YouTube en el que se afirma que "según la OMS, la presencia de su hijo en la escuela cuenta como 'consentimiento' para su vacunación". Es un bulo.

La persona del vídeo lee partes del documento 'Considerations regarding consent in vaccinating children and adolescents between 6 and 17 years old' de la Organización Mundial de la Salud. En el documento, la OMS explica que hay países que utilizan procedimientos de consentimiento implícito para la vacunación. Es decir, que los padres reciben información sobre una vacunación y, después, "la presencia física del niño o del adolescente en la sesión de vacunación, con o sin la compañía de uno de los padres, se considera un consentimiento implícito". La sesión de vacunación puede darse, por ejemplo, en los colegios.
 

Pero la OMS no declara en ningún momento que el hecho de enviar a los niños a los colegios supone dar consentimiento para vacunarlos. Además, utilizar un procedimiento de consentimiento implícito para la vacunación de menores no depende de la OMS, sino de cada país.
 

No, el doctor Marc Siegel no recomienda que los niños no vacunados contra el coronavirus lleven un distintivo amarillo: es una insignia que pide no dar abrazos

Se ha compartido en Facebook un contenido que asegura que Marc Siegel, doctor y profesor de la facultad de Medicina de la Universidad de Nueva York, recomienda que los niños no vacunados lleven un distintivo amarillo. Un símbolo que este contenido compara con la estrella amarilla que la comunidad judía se vio obligada a usar durante los años de la Alemania nazi. Es un bulo.

En la imagen que se está compartiendo se puede ver al doctor Siegel en una emisión de la cadena de TV Fox News mientras enseña ese distintivo amarillo en el que supuestamente pone "no vacunado", aunque en el fotograma no se distinguen bien las letras. Sin embargo, en el vídeo de la cadena de televisión se ve cómo en realidad lo que pone en la insignia es "no hugs, please", "sin abrazos, por favor" en su traducción al español.
 

En el vídeo, publicado en agosto de 2020, estaban hablando de las consecuencias que podría tener sobre los niños no reabrir las escuelas en Estados Unidos. Siegel se mostraba partidario de que las clases volvieran a ponerse en marcha siguiendo con los protocolos necesarios contra el coronavirus. En ese sentido, mostraba ese distintivo y sugería entregar uno igual a todos los niños para que recordasen que no deben abrazarse. No hablaba de ningún símbolo para los niños que no se hayan vacunado contra la COVID-19.
 

No, no hay pruebas de que siete niños senegaleses hayan muerto después de que les pusiera una vacuna contra la COVID-19

En abril de 2020 circuló mucho por WhatsApp una imagen en la que se aseguraba que se había iniciado “la vacunación masiva contra COVID-19 en Senegal y los primeros 7 niños que la recibieron murieron en el acto". Sin embargo, en abril de 2020 todavía no existía una vacuna contra la enfermedad no hay pruebas de que siete niños senegaleses muriesen.

La imagen se ha viralizado al mismo tiempo que un vídeo en el que supuestamente se mostraba la detención de quienes habrían aplicado la vacuna. En declaraciones a AFP, miembro de la International Fact-Checking Network (IFCN) a la que también pertenece Maldita.esel Ministerio de Sanidad de Senegal tildó de "fake news" la afirmación de que siete niños habían muerto al ser vacunados y explicó que en el incidente que se muestra en el vídeo detuvieron a una persona y no a dos.
 

Además, aclara que se debió a un malentendido y que el detenido no tenía intención de vacunar a nadie, por lo que fue puesto en libertad. Por su parte, el Ministerio de Defensa senegalés aseguró a AFP que el hombre detenido iba de puerta a puerta vendiendo productos de cosmética y no vacunando a personas.

“Menos bulos, más rigor científico” es un proyecto de DKV Salud con contenido editorial de Maldita.es.

Comentarios

Maldita
Autor/a:

Maldita.es

Maldita.es es un medio de comunicación sin ánimo de lucro que lucha contra la desinformación