Bulos virales sobre la vacuna de Moderna

13 Jul 2021
Os contamos que la vacuna de Moderna contra la COVID-19 no lleva luciferina, que no contiene "metales pesados" ni componentes "magnéticos"

Ya os hemos desmentido múltiples bulos sobre las vacunas de Pfizer y AstraZeneca. En los últimos meses también se han viralizado varias desinformaciones sobre la vacuna de Moderna.
 

No, el director médico de Moderna no "ha admitido" que la vacuna "experimental" de ARN mensajero "modifica el ADN"

Se ha difundido en redes sociales un contenido de la web nosmintieron.tv que afirma en el titular que “el director médico de Moderna admite que la vacuna experimental de ARNm modifica el ADN". Sin embargo, se trata de un bulo.

El contenido afirma que el director médico de Moderna, Tal Zacks ha dicho que "la inyección de ARNm experimental actual para el coronavirus, también conocida como COVID-19, podría alterar el código genético o el ADN". Supuestamente, "confirmó" esto en una charla TEDx Beacon Street. Pero esta charla TED tuvo lugar en 2017, mucho antes del inicio de la pandemia, por lo que Zacks en ningún momento hace referencia al coronavirus o la COVID-19. Tampoco dice que este tipo de vacunas alteren nuestro ADN.
 

Según el contenido que ha circulado, cuando Zaks habla de cambiar una línea de código "se refiere al ADN", pero no es así. El director médico de Moderna se refiere al ARN mensajero, que es el responsable de llevar la información genética del ADN a la maquinaria celular responsable de sintetizar las proteínas. Como ya os hemos explicado en Maldita.es, este tipo de vacunas no alteran el ADN humano.
 

No, la vacuna de Moderna contra la COVID-19 no lleva luciferina

Ha circulado por Facebook un contenido en inglés que afirma que la vacuna contra la COVID-19 de Moderna contiene luciferina, que es una sustancia que tienen las luciérnagas y otros organismos que les permite producir luz. "La vacuna de ARNm de Moderna contiene luciferina disuelta con 66,6 ml de solución tampón de fosfato destilada", afirma el contenido. Pero se trata de un bulo.
 

La luciferina no forma parte de la lista de componentes de la vacuna de Moderna, como podemos comprobar en la ficha técnica publicada por la Agencia Europea del Medicamento (EMA). Tampoco la encontramos en el documento de autorización de uso de emergencia (EUA, por sus siglas en inglés) de esta vacuna emitida por la Administración de Alimentos y Medicamentos (FDA) de Estados Unidos.

El origen del bulo es un tuit (ya borrado) de diciembre de 2020 que incluye dos enlaces: uno dirige a una página de ScienceDirect sobre la luciferina y, el otro, a la información de Google sobre una patente. El tuit adjunta una captura del texto de esta patente en el que aparece la palabra "luciferina".
 

El tuit relaciona la vacuna contra la COVID-19 con esta patente porque, según la información de Google Patents, pertenece a la farmacéutica Moderna y fue registrada en 2012. Ojo, esta no es la patente de la vacuna. Las patentes empleadas para el suero de Moderna contra la COVID-19 las podemos consultar aquí y fueron registradas desde el año 2018 hasta el año 2020.

Lo que se estaba patentando en 2012 eran métodos para la "administración terapéutica de ácidos nucleicos modificados" como es el ARN mensajero (o ARNm) modificado, tecnología con la que se han producido las vacunas de Pfizer y Moderna contra la COVID-19.
 

No, no hay pruebas de que la vacuna de Moderna contra la COVID-19 cause convulsiones

Se han difundido dos vídeos de mujeres que supuestamente han recibido las vacunas de Moderna y Pfizer contra la COVID-19, respectivamente, y sufren una “reacción neurológica adversa”. En uno aparece una mujer con “temblores” que se identifica con el nombre de Shawn Skelton, dice ser de Indiana (Estados Unidos) y afirma sufrir “convulsiones” tras recibir la vacuna de Moderna. En otro aparece una mujer de Luisiana (Estados Unidos) temblando aparentemente de forma incontrolada mientras intenta caminar sosteniéndose en las paredes.
 

Sin embargo, hasta la fecha, no hay pruebas de que las vacunas contra la COVID-19 de Moderna y Pfizer causen convulsiones. Aunque Skelton relacionaba su condición médica a la inyección contra la COVID-19, la propia mujer afirmaba al medio de Indiana Courier & Press que los médicos que analizaron su caso señalaban que probablemente sufrió un ataque de pánico, trastorno de estrés postraumático o trastorno de conversión.

Además, este medio señaló días después que los Centros de Control y Prevención de Enfermedades (CDC) de Estados Unidos afirmaron, en respuesta al vídeo de Skelton, que “los efectos secundarios de la inyección tienden a ser de leves a moderados y desaparecen rápidamente".
 

Ni en el comunicado de Moderna ni en el artículo publicado en la revista médica New England Journal of Medicine se describen las convulsiones como un efecto adverso registrado en los ensayos clínicos.

Tanto Tomás Segura, jefe del Servicio de Neurología del Hospital Universitario de Albacete, como Jorge Matías-Guiu, jefe del Servicio de Neurología del Hospital Clínico San Carlos de Madrid, indicaban a Maldita.es que, a su parecer, y sin contar con más datos sobre sus situaciones clínicas, lo que sufren estas mujeres no son convulsiones, sino mioclonías (movimientos involuntarios breves y rápidos producidos en el sistema nervioso) y que su origen podría ser psicosomático.
 

No, la vacuna de Moderna contra la COVID-19 no contiene "metales pesados" ni componentes "magnéticos" que puedan atraer imanes

También se han compartido algunos contenidos de personas que indican que, tras ponerse la vacuna contra la COVID-19 de Moderna, se les queda pegado un imán o un tenedor en la zona del brazo en la que han recibido la inyección. Supuestamente esto se debe, según algunas publicaciones, a que las vacunas llevan "metales pesados" y tienen componentes magnéticos.
 

Pero es un bulo. Ni Moderna ni el resto de vacunas que están en uso en la Unión Europea tienen metales pesados ni componentes magnéticos, tal y como aseguraba a Maldita.es Jaime Jesús Pérez, vocal de la Asociación Española de Vacunología (AEV): “Es completamente falso”.

Si revisamos las fichas técnicas de las distintas vacunas contra la COVID-19 que están en uso en España (ModernaPfizerAstraZeneca y Janssen), podemos comprobar que no hay "metales pesados" entre sus componentes.

Hay que tener en cuenta que desconocemos muchos detalles de cómo han sido grabados los contenidos que están circulando. No sabemos cómo son los supuestos imanes que han usado, si han podido utilizar alguna sustancia para que los objetos se pegaran a la piel o si las personas que salen han sido realmente vacunadas contra la COVID-19.

"Mi hipótesis es que gracias a la humedad de la piel o a ejercer una pequeña presión, consiguen que los elementos que utilizan queden sujetos, entiendo que momentáneamente", señalaba a Maldita.es el físico Alberto Nájera, profesor de Radiología y Medicina Física de la Universidad de Castilla-La Mancha y vocal del Comité Científico Asesor en Radiofrecuencias y Salud (CCARS).

Guía gratuita
Calendario de vacunas
Calendario de vacunas

¿Qué son todas esas vacunas y por qué son tan necesarias? Conoce el calendario de vacunación infantil, problemas a los que se enfrentan las personas en contra de las vacunas, y además te explicamos las enfermedades que vuelven a pesar de tener vacuna: sarampión, tosferina,difteria, meningitis, etc.

El físico aseguraba que las vacunas contra la COVID-19 no contienen "ningún elemento químico o material que tenga propiedades magnéticas". Pero, en el hipotético caso de que así fuera, el imán no se sostendría en la piel de todos modos.

Según explicaba, los materiales magnéticos serían distribuidos por el cuerpo y no se quedarían concentrados en la zona del pinchazo. Y, como la vacuna se inyecta en profundidad, "difícilmente llegaríamos a obtener respuesta con un imán". En cualquier caso, la cantidad de materiales magnéticos de la vacuna sería insuficiente "como para que la fuerza magnética venciera a la fuerza gravitatoria".
 

“Menos bulos, más rigor científico” es un proyecto de DKV Salud con contenido editorial de Maldita.es.

Comentarios

Maldita
Autor/a:

Maldita.es

Maldita.es es un medio de comunicación sin ánimo de lucro que lucha contra la desinformación