¿Hacer abdominales sirve para perder tripa?

24 Sep 2021
Tiempo de lectura
5 minutos
Aunque hacer ejercicios abdominales puede servir para tonificar la musculatura abdominal, no hay evidencias de que sea útil para reducir la grasa de esta zona.

En Maldita.es ya os hemos contado por qué no hace falta hacer ejercicio durante al menos 45 minutos para empezar a quemar grasa y por qué sudar más al hacer ejercicio no supone perder más peso. Ahora nos habéis preguntado si hacer abdominales ayuda a perder tripa. Aunque realizar estos ejercicios puede servir para tonificar la musculatura abdominal, no hay evidencias de que sea útil para reducir la grasa de esta zona. Lo más aconsejable sería llevar una dieta sana y equilibrada y combinar ejercicio aeróbico con trabajos de fuerza.
 

El hecho de realizar abdominales no implica una disminución de la grasa abdominal, ya que la evidencia científica ha demostrado que no es posible quemar grasa de manera localizada”, explica a Maldita.es Sergio López Díaz-Pavón, fisioterapeuta y experto en Ciencias de la Actividad Física y Deporte (CAFYD) del Ruber Internacional Centro Médico Habana.

Un estudio publicado en la revista médica Journal of Strength and Conditioning Research analiza el efecto de los abdominales sobre la grasa de la tripa. Los investigadores concluyeron que al realizar estos ejercicios no se consiguen resultados significativos en la pérdida de peso corporal o de grasa abdominal, aunque sí se desarrolla más resistencia muscular.

Miguel del Valle Soto, de la Sociedad Española de Medicina del Deporte, asegura a Maldita.es que “aunque los abdominales pueden mejorar la fuerza y ​​la resistencia de los músculos abdominales, no está claro que hacer estos ejercicios de forma específica disminuya la grasa abdominal”.
 

Claves para perder tripa

Las claves para perder tripa, según el experto, están en una dieta sana y equilibrada y el ejercicio físico en general. López aconseja realizar ejercicios globales de fuerza que impliquen grandes grupos musculares y combinarlo con ejercicio aeróbico de alta intensidad.

Guía gratuita
Alimentacion equilibrada
¿Qué incluir en una dieta sana y equilibrada?

En esta guía encontrarás recomendaciones científicas sobre la alimentación y la prevención de enfermedades, consejos para cuidar las comidas sociales, para una alimentación más sostenible y opciones de comidas con poco tiempo.

El entrenamiento de fuerza es fundamental en la pérdida de grasa, ya que a mayor masa muscular mayor consumo de energía y por tanto mayor consumo de calorías”, comenta el experto.

Pablo Berenguel, responsable del Grupo de Trabajo de Medicina Deportiva de la Sociedad Española de Médicos Generales y de Familia (SEMG), indica a Maldita.es que para perder tripa hay que combinar una dieta saludable con ejercicio aeróbico de alta intensidad, ejercicio de fuerza y no necesariamente abdominales. Por ejemplo, el experto sugiere realizar rutinas tipo “plancha” y  ejercicios que se realizan con el propio peso corporal (flexiones, sentadillas, zancadas…).

¿Sirven los abdominales para perder tripa?

Como decíamos anteriormente, aunque la quema de grasa durante el ejercicio se produzca de manera global e inespecífica, sí es posible trabajar de manera aislada la musculatura abdominal para tonificar esa zona.
 

Guía gratuita
Ejercicio en casa
Ponte en forma desde casa

Planning de entrenamiento para hacer ejercicio desde casa con poco equipamiento y tiempo. Te explicamos el paso a paso de los principales ejercicios para fortalecer todo tu cuerpo

Para ello, Del Valle sugiere combinar ejercicios aeróbicos con trabajos específicos de abdominales: “Abdominales con las rodillas dobladas, flexión lateral del tronco, elevaciones de la pierna…”.

“Los ejercicios abdominales hipopresivos dan muy buenos resultados y, además de conseguir una buena tonificación de la musculatura del abdomen y el suelo pélvico, también ayudan a corregir otro tipo de desequilibrios”, afirma.

Comentarios

Maldita
Autor/a:

Maldita.es

Maldita.es es un medio de comunicación sin ánimo de lucro que lucha contra la desinformación