Granitos en la cara del bebé: causas y cómo actuar

10 Feb 2022
Tiempo de lectura
6 minutos
En este post explicaremos por qué a los bebés pueden salir granos en la cara, y cómo se debe actuar ante ellos.
bebe granitos cara
Pie de foto
bebe granitos cara
  1. Zonas principales en las que aparecen y síntomas

  2. ¿Cuáles son sus causas?

  3. ¿Cómo se tratan?

 

A pesar de que pueda parecer una afección más grave de lo habitual, cuando al bebé le aparecen granitos en la cara no suele ser algo preocupante. Y es que los granitos en la cara en un bebé es una afección más común de lo habitual. Un 20% de los recién nacidos la sufren, lo que se traduce en 1 de cada 5 bebés. Existen una gran variedad de causas, una de ellas es el acné del bebé o acné neonatal, que no se debe confundir con el acné infantil. En este post vamos a explicar las diferentes causas y cómo actuar cuando le aparecen al bebé granitos en la cara.

 

 

Zonas principales en las que aparecen y síntomas

La zona principal donde aparecen estos granitos, el acné de bebé, es en la zona superior, en la cara del bebé. Pero es cierto que cabe la posibilidad de que estos granitos se puedan extender a otras zonas del cuerpo, aunque no es lo más frecuente. La zona principal suelen ser las mejillas y el cuello, aunque también es frecuente la aparición de granitos en la zona superior de la espalda.

 

Los síntomas son muy conocidos. De hecho, casi todo el mundo los ha vivido en la pubertad o en algún momento de la adultez. Y es que los granitos que le pueden aparecer al bebé son casi idénticos a los granos que salen en la adolescencia: protuberancias de color rojo que aparecen en la piel. También pueden aparecer unas postulas blancas, y que la zona de alrededor se vuelva de color rojizo o rojos y con la punta de color blanco.

 

Por su parte, el acné neonatal, o el acné de bebé, suele ocurrir en las primeras 4 semanas de vida sobre todo, y suele ser más frecuente en bebés varones. Aunque puede ocurrir también en los primeros meses de vida.

 

Tal como hemos introducido, no debe confundirse con el acné infantil, que suele ocurrir con una edad un poco mayor y puede surgir hasta los dos años. Hay una gran diferencia en cuanto a los síntomas, ya que en el acné infantil puede surgir comedones abiertos o puntos negros, nódulos, incluso quistes.

 

¿Cuáles son sus causas?

Las causas de la aparición de estos granitos en la cara del bebé no están del todo claras, aunque parecen estar relacionadas con la presencia de hormonas materna o infantiles. Se relaciona la aparición de estos granitos con una mayor producción de andrógenos, debido a que la glándula que segrega esta hormona está todavía inmadura. Y la incidencia es mayor en bebés varones debido a otra hormona, la testosterona, por ello es más frecuente que el acné infantil aparezca en bebés de este sexo.

 

 

Tipos de granitos

Aunque el tipo de granito más habitual es el acné infantil, existen otros tipos de granitos de similar aspecto que pueden aparecer por otras causas.

 

  • Acné neonatal. Es el tipo más frecuente y es el que aparece por un exceso de andrógenos en el bebé. Suele ocurrir en las primeras semanas de vida del bebé, incluso puede nacer con ellos.

  • Por lactancia materna o acné del lactante. Estos granitos son similares al acné neonatal, solo que aparecen en una etapa más tardía, alrededor de los 3 meses. También suele aparecer por una causa hormonal, aunque también pueden aparecer por antecedentes familiares o por alguna sustancia dañina para la piel del bebé,

  • Miliaria, también llamada sudamina. Este tipo de granitos aparecen por la obstrucción de los poros de las glándulas sudoríparas. Esto es muy habitual que ocurra en lugares con clima húmedo o cálido. Sucede cuando el bebé suda y no puede eliminar el sudor, lo que hace que los poros se obstruyan lo que provoca la aparición de unas protuberancias rojas o unas diminutas ampollas.

  • Enfermedades sistémicas. Las enfermedades sistémicas son las que afectan a todo el cuerpo, y no solo a una parte de él. En este caso, la aparición de los granitos se suele producir por todo el cuerpo, y no solo en una parte del mismo. En este tipo se incluyen enfermedades como el sarampión o la varicela.

 

¿Cómo se tratan?

El tratamiento de estos granitos, por suerte, es sencillo, aunque puede variar. Por normal general, estos granos desaparecen con el tiempo. Pueden durar horas o días. Pero no hay un tratamiento específico que elimine los granitos en la cara del bebé:

 

  • Lavar la cara con agua tibia todos los días al bebé puede ser de gran ayuda.Solo en el caso de que los granitos del bebé duren varios meses, es cuando el pediatra puede recetar una crema que ayude en el proceso de eliminación de los granitos.

 

En cualquiera de los casos, el pediatra indicará cómo proceder según el caso. Siempre que tengas dudas acerca de cualquier tipo de anomalía, así cómo de cualquier otra duda, te recomendamos que realices tu consulta al pediatra para que te pueda asesorar.

 

Guía gratuita
IMC pediatrico
La importancia del seguimiento del IMC pediátrico

En esta guía encontrarás recomendaciones sobre el seguimiento pediátrico del IMC, la necesidad de prevenir cuanto antes la obesidad infantil y más información para saber si un niño tiene obesidad o sobrepeso.

 

En ninguno de los casos se recomienda usar crema, loción o jabón que esté destinado para la piel de un adulto, ya que puede llegar a irritar la piel del bebé y empeorar la situación. La piel de los bebés es mucho más sensible que la de un adulto, ya que es un órgano que todavía está formándose y creciendo.


Los granitos en la cara del bebé son bastante comunes, y normalmente no suele ser una afección grave. Existen diferentes causas que provocan la aparición de estos granitos. Normalmente tienen un origen hormonal o son a causa del propio sudor, que no puede salir por la obstrucción de un poro. Solo hay que tener especial cuidado cuando los granitos aparecen para prevenir una enfermedad sistémica. En la mayoría de casos, los granitos desaparecerán con el tiempo. Y si perduran durante varios meses, se recomienda consultar con el pediatra para que valore el caso.

Comentarios

Gema Sanchez
Autor/a:

Gema Sánchez

  • Psicóloga en Asociación Oncológica Extremeña (2012 - 2015).

  • Psicóloga en Asociación para la Prevención, Orientación y Ayuda a Mujeres Drogodependientes (2012 - 2015).

  • Digital Content Manager & Editor en Grupo MContigo (2012 - Actualidad).

  • Redactora de contenidos en varios medios de comunicación y revistas digitales en Grupo Planeta, PRISMA, PRISA y Prensa Ibérica (2012 - Actualidad).

  • Tutora de prácticas en diferentes universidades (USAL, UPSA, UNED, UHU) (2017 - 2020).

  • Profesora colaboradora en la Universidad Internacional de Valencia (2020 - Actualidad).

  • Consulta privada de psicología online y presencial (2016 - Actualidad).

Psicóloga y colaboradora del Programa de Salud Mental de Extremadura

Guía gratuita
Lactancia materna
Todo sobre la lactancia materna

Beneficios de la lactancia materna, técnica y recomendaciones sobre la alimentación del bebé. Además destapamos los mitos más escuchados alrededor de la lactancia materna.

En DKV luchamos contra la obesidad infantil

Acciones y servicios para reducir las cifras de sobrepeso en niños y niñas.

Seguro de salud para familias
Seguro de salud para familias

Acude a todos los especialistas sin colapsos y evitando largas listas de espera. Además, nuestro seguro de salud incluye el programa de tratamiento y control de la obesidad por parte de un nutricionista.

Videollamadas con especialistas y chat 24h

Consulta tus dudas a los mejores profesionales sin moverte de casa con las líneas médicas especializadas, incluida la pediátrica 24h y de obesidad infantil. Además podrás realizar videoconsultas con especialistas a través de la app Quiero cuidarme Más.

Consulta dietética y nutrición
Consulta dietética y nutrición

Los clientes de DKV tienen acceso al catálogo de servicios del DKV Club Salud y Bienestar a precios ventajosos como asesoramiento dietético y nutricional para fomentar los buenos hábitos de alimentación e hidratación.