¿Qué es la presión arterial?

04 Ago 2021
Tiempo de lectura
4 minutos
La presión arterial es necesaria para aportar oxígeno y nutrientes a los órganos corporales. Descubre cuáles son sus niveles normales.
Pie de foto
¿Qué es la presión arterial?

En el cuerpo humano, la sangre transporta oxígeno a todas las células. El corazón la bombea para que circule por los vasos sanguíneos, que son unos «tubos» que forman una red por todo el cuerpo. Al moverse por el interior de estos vasos sanguíneos, la sangre ejerce presión sobre las paredes vasculares, es decir, el interior de los vasos. Esta presión, que viene determinada por la fuerza de bombeo del corazón y la elasticidad de los vasos, es un importante indicador de salud cardíaca. Descubre por qué es importante conocer la presión arterial y mantenerla dentro de unos niveles saludables, cómo medir la presión arterial y cuáles son los riesgos de tenerla demasiado alta.

 

  1. El sistema circulatorio humano

  2. ¿Cómo se mide la presión arterial?

  3. Un indicador de salud

  4. Riesgos de una presión arterial alta

 

El sistema circulatorio humano

 

El corazón humano tiene cuatro cámaras, y el sistema circulatorio es doble: uno de los circuitos lleva la sangre pobre en oxígeno a los pulmones desde el ventrículo derecho, y el otro lleva la sangre oxigenada desde el ventrículo izquierdo a las arterias, que se ramifican en la red de vasos sanguíneos que la distribuye por todos los tejidos. En general, el corazón se contrae y se vuelve a expandir, por término medio, 60-80 veces por minuto en reposo, un ritmo que aumenta con la actividad física. El latido cardíaco bombea la sangre a presión hacia las arterias para suministrar oxígeno y nutrientes a los órganos. Esta presión es máxima en el momento del latido, o contracción del corazón y se conoce como presión arterial sistólica. La fase de contracción del corazón en la que aumenta la presión arterial recibe el nombre de sístole. La presión es mínima entre dos latidos del corazón, es decir, cuando se relaja el músculo cardiaco. La presión en este punto se denomina presión arterial diastólica. La fase en la que el corazón se relaja y esta disminuye se denomina diástole.

 

¿Cómo se mide la presión arterial?

 

La presión arterial, llamada comúnmente «tensión», se mide en milímetros de mercurio (mmHg). Se indican ambos valores, primero el valor sistólico y después el diastólico, separados por una barra, como en el siguiente ejemplo: 120/80 mmHg significa que la presión sistólica es de 120 mmHg y la diastólica de 80 mmHg. A veces se pueden ver estos valores divididos entre 10, como, por ejemplo, 12/8, si seguimos tomando como referencia los valores del ejemplo anterior.

 

El cuerpo humano puede presentar una gran variación a nivel de la presión arterial a lo largo de un solo día, por lo que la obtención de los valores para un diagnóstico adecuado de la misma deberá realizarse durante un tiempo prolongado, siempre a la misma hora y siempre en estado de reposo. Estas mediciones se pueden realizar tanto en centros de atención sanitaria como en casa si se dispone del equipo adecuado. Es necesario contar con un esfigmomanómetro o tensiómetro y realizar la medición en posición sentada, con el antebrazo descubierto apoyado en una superficie a la altura del corazón y asegurando que la manga de la ropa no oprime el brazo.

 

Un indicador de salud

 

Según la OMS, los valores más saludables de presión arterial son aquellos que se encuentran por debajo de 120 mmHG de presión sistólica y 80 mmHg de presión diastólica. Por debajo de 140/90, se consideran valores normales para la población adulta. Por encima de esto, se puede empezar a hablar de una hipertensión, con sus riesgos cardiovasculares asociados. Mantener dichos valores por debajo de niveles saludables es fundamental por varios motivos:

 

  • Una presión arterial alta no suele presentar síntomas en casos leves, por lo que, sin un seguimiento adecuado, pueden aparecer complicaciones de forma repentina.

  • El riesgo cerebrovascular aumenta a medida que aumenta la presión arterial por encima de los niveles saludables, con su consiguiente riesgo de infarto cerebral o ataque al corazón.

  • La presión arterial elevada puede agravarse con otros factores de riesgo, como el tabaquismo, el sobrepeso, la diabetes o el envejecimiento.

  • La única forma fiable de identificar una presión arterial elevada es realizar mediciones en días distintos aproximadamente a la misma hora. Además de en centros médicos, en farmacias se suele ofrecer este servicio, en ocasiones de forma gratuita. También se puede realizar en casa con un tensiómetro, siguiendo las indicaciones del aparato con atención.

 

Riesgos de una presión arterial alta

 

Una vez superados los niveles saludables de presión arterial, la OMS reconoce 3 niveles de hipertensión:

 

  • Hipertensión leve: 140-159 mmHg sistólica y 90-99 mmHg diastólica

  • Hipertensión media-grave: 160-179 mmHg sistólica y 100-109 mmHg diastólica

  • Hipertensión grave: >180 mmHg sistólica y >110 mmHg diastólica

 

Todos los niveles requieren atención y cuidados especiales, aunque los casos graves requieren atención médica urgente y presentan graves riesgos para la salud. En general, las personas con hipertensión deben tomar una serie de precauciones:

 

  • No fumar y evitar ser fumadores pasivos.

  • Realizar actividad física acorde con su estado de salud y forma general.

  • Controlar el peso para que permanezca dentro de límites saludables.

  • Llevar una dieta baja en sal y en grasa.

  • Limitar el consumo de alcohol.

  • Evitar situaciones estresantes.

Guía gratuita
Alimentacion equilibrada
¿Qué incluir en una dieta sana y equilibrada?

En esta guía encontrarás recomendaciones científicas sobre la alimentación y la prevención de enfermedades, consejos para cuidar las comidas sociales, para una alimentación más sostenible y opciones de comidas con poco tiempo.

Todo ello combinado con la atención y seguimiento médico pertinente. Con los cuidados adecuados, se puede regular la presión arterial y reducir el riesgo de problemas cardiovasculares.


En el caso de una presión arterial demasiado baja, llamada hipotensión, las posibilidades de complicaciones son mucho menores. Sin embargo, incluso los casos más leves pueden provocar mareos y desmayos, con los riesgos de caída asociados. Un caso extremo de hipotensión puede suponer un riesgo grave para la salud, y debe controlarse de la misma forma que una presión elevada. La hipotensión puede ser síntoma de una gran cantidad de trastornos, algunos de los cuales pueden ser graves, por lo que conviene determinar la causa. Se considera hipotensión una presión arterial inferior a 100/70 mmHg.


Pese a las precauciones generales relacionadas con los distintos niveles de presión arterial, cada caso puede tener recomendaciones muy distintas, por lo que conviene consultar con profesionales antes de tomar medidas para controlarla.

 


La presión arterial es un indicador fundamental para una vida saludable. En nuestro blog, contamos con contenidos sobre cómo medir y tratar unos valores descompensados de presión arterial:

Comentarios

Equipo medico dkv
Autor/a:

Equipo médico DKV

Los artículos elaborados por DKV Salud han sido contrastados y aprobados por profesionales médicos de la compañía.  

Guía gratuita
Dejar de fumar
Consejos para dejar de fumar

Te ayudamos a cortar con el tabaco. Conoce a fondo la adicción al tabaco, motivos para dejar de fumar, consejos y estrategias para dejar este hábito. Además en esta guía encontrarás recomendaciones alimentarias para dejar de fumar. ¿Hay alimentos que nos ayudan?

Productos y servicios relacionados

Cuidamos tu salud y la de tu familia

Seguro de cuadro medico dkv integral
Seguro de salud DKV Integral

Nuestro seguro de cuadro médico más vendido con un 36% de descuento: visitas a especialistas sin listas de espera, cobertura dental y asistencia en viajes en caso de urgencia

Videollamadas con especialistas y chat 24h

Consulta tus dudas a los mejores profesionales sin moverte de casa con las líneas médicas especializadas, incluida la pediátrica 24h y de obesidad infantil. Además podrás realizar videoconsultas con especialistas a través de la app Quiero cuidarme Más.

Productos de parafarmacia
Productos de parafarmacia

Salunatur es la parafarmacia online en la que encontrarás todo lo que necesites a precios exclusivos por estar registrado en el DKV Club. Productos para protegerte de la COVID-19, para cuidar tu cuerpo y rostro, productos específicamente profesionales.