Hospital privado, ¿en qué se diferencia de un hospital público? 

Creado el
02 Mayo 2024
Modificado el
Tiempo de lectura
9 minutos
Las principales diferencias entre hospital privado y público residen en aspectos de financiación, acceso, calidad y comodidad para los pacientes.
Pie de foto
Hospital privado
  1. ¿Qué es un hospital privado?

  2. ¿Qué beneficios tiene un hospital privado?

  3. ¿Qué es un hospital público?

  4. Principales diferencias entre hospital privado y público

  5. ¿Hospital privado u hospital público?

Los hospitales son instituciones de salud que han sido diseñadas para proporcionar atención médica especializada y servicios hospitalarios a pacientes que necesitan un diagnóstico, tratamiento y cuidado para una gran variedad de enfermedades y condiciones médicas. 

Sin embargo, existen diferencias significativas entre un hospital privado y un hospital público en términos de financiación, acceso, calidad de la atención y comodidad para los pacientes, entre otros factores. En este artículo, hablaremos sobre las principales diferencias entre los hospitales privados y los públicos, qué ventajas e inconvenientes tiene cada uno de ellos y en qué casos será más eficaz recurrir a una opción u a otra. 

¿Qué es un hospital privado?

Un hospital privado es una institución médica que opera bajo la propiedad de entidades privadas, ya sean corporaciones, organizaciones sin ánimo de lucro o individuos. Dichas instituciones son financiadas, principalmente, mediante los pagos directos de los pacientes, seguros de salud privados y otras fuentes de ingresos no gubernamentales. Los hospitales privados cuentan con una gran variedad de servicios médicos y quirúrgicos cuyo enfoque está puesto en la atención de alta calidad y en el confort del paciente.

Médico atendiendo en hospital privado

¿Qué beneficios tiene un hospital privado?

  1. Atención médica personalizada y más ágil. Dentro del cuadro médico del hospital, el paciente puede elegir al especialista al que desea acudir y puede llegar a él directamente, sin necesidad de acudir previamente a un médico de cabecera.

  2. Seguro médico privado. Hay dos vías para acceder a un hospital privado: a través de la contratación de una póliza de seguro médico privado con la compañía que elijas (opción más recomendada), o bien pagando la tarifa correspondiente directamente en el hospital cuando lo necesites (esta es la opción más costosa). La contratación de un seguro médico privado ofrece la posibilidad de acceder a una gran variedad de hospitales privados y profesionales médicos de todas las especialidades.

  3. Tiempos de espera más cortos. Podrás pedir cita con el especialista que precises sin tener que recurrir a largas listas de espera. 

  4. Mayor intimidad y comodidad. En caso de hospitalización, puedes disponer de una habitación y baño privados. Aunque pueda parecer más prescindible, lo cierto es que no es lo mismo pasar unos días compartiendo habitación, que hacer uso de habitaciones individuales, televisores, menús personalizados, etcétera. Todas estas comodidades contribuyen a la comodidad y bienestar del paciente durante su estancia en el hospital.

  5. Tecnología y dispositivos médicos de vanguardia. Los hospitales privados suelen disponer de los dispositivos médicos más actualizados, así como profesionales experimentados capacitados para obtener su mayor rendimiento y ofrecer así al paciente una mayor tasa de éxito en su tratamiento

¿Qué es un hospital público?

Un hospital público es una institución que brinda atención médica financiada con dinero público, es decir, fondos que aportan los ciudadanos contribuyentes de ese país a través del pago de sus impuestos. Su fin es proporcionar una atención médica accesible para todos los ciudadanos, con independencia de su capacidad de pago.

Enfermera atendiendo a enfermo en un hospital privado

Principales diferencias entre hospital privado y público

  • Origen de su financiación. Mientras que los fondos de un hospital público dependen, en gran medida, de los fondos gubernamentales, un hospital privado se financia a través de pagos directos, independientemente de si provienen del propio paciente, de seguros de salud o de otras fuentes de ingresos privados.

  • Tiempos de espera. Por regla general, el hospital privado cuenta con tiempos de espera más cortos y un acceso más rápido a servicios médicos y quirúrgicos, en comparación con los hospitales públicos. Los hospitales privados toman decisiones estratégicas más ágiles, cuando se precisa más personal sanitario porque el volumen de pacientes lo requiere, pueden realizar contrataciones rápidamente. En el caso de un hospital privado, estas deficiencias pueden llegar a tardar muchos años en resolverse o incluso no solventarse, lo que se ve finalmente reflejado en una peor atención a los pacientes. 

  • Atención más personalizada. Si bien la atención en ambos tipos de hospitales puede ser de una gran calidad, es cierto que depende mucho de cada profesional médico, el sistema y la saturación conducen al personal sanitario de hospitales públicos a llevar a cabo consultas en un tiempo insuficiente, lo que lleva consigo una atención muy impersonal, un proceso de anamnesis o diagnóstico muy reducido y una personalización prácticamente inexistente en los tratamientos. 

  • Rotación de personal sanitario. En un hospital privado podrás hacer un seguimiento de tus visitas con el mismo doctor/a que hayas elegido, lo que genera una mayor confianza y tranquilidad para el paciente. Por el contrario, si no estás satisfecho, puedes cambiar y elegir otro profesional médico para que lleve tu caso. Sin embargo, el hospital público asigna un doctor o especialista a cada paciente y este no tiene posibilidad de modificarlo. Además, en casos de patologías crónicas, embarazo, u otros procesos más largos, lo normal es que el médico vaya rotando. La historia clínica del paciente quedará en el archivo digital del hospital para que pueda ser consultada, pero el profesional sanitario puede ser distinto en cada visita.

  • Intimidad y comodidad. Las instalaciones, infraestructuras y mobiliario de un hospital privado suelen ser más antiguas y escasas que es un hospital privado, el cual suele contar con habitaciones y baños privadas en caso de hospitalización, menús de mejor calidad, así como una atención más extensa para familiares/acompañantes. 

¿Hospital privado u hospital público?

Los hospitales privados destacan por ofrecer una atención más personalizada, tiempos de espera más cortos, tecnología avanzada y un mayor confort durante la estancia. Sin embargo, la comodidad y la agilidad tienen un coste. Por otro lado, los hospitales públicos, aunque pueden tener tiempos de espera más largos y menos personalización en la atención, proporcionan un servicio accesible a toda la población sin importar su capacidad económica, gracias a la financiación pública.

La decisión de ser atendido en un hospital privado o un hospital público debe basarse en una evaluación cuidadosa de las prioridades y las necesidades de cada persona, las coberturas de seguros disponibles y el tipo de atención que se considera más importante en cada caso particular. Con un entendimiento claro de las ventajas y limitaciones de ambos sistemas, es posible tomar decisiones informadas que mejoren la experiencia y los resultados en el cuidado de la salud.

Guía gratuita
Antes de contratar un seguro de salud lee este libro

A la hora de contratar un seguro nos encontramos con cláusulas llenas de palabras técnicas, expresiones complicadas y "letra pequeña" al revisar nuestra póliza.

Preguntas frecuentes sobre hospital privado

Respondemos a las preguntas más recurrentes sobre hospital privado

¿Qué tipo de empresa es un hospital privado?

Un hospital privado es una empresa perteneciente al sector de la salud que ofrece servicios sanitarios y su gestión y financiación funciona a través de fondos privados, no gubernamentales.

¿Cuánto cuesta la hospitalización en un hospital privado?

La ASPE (Alianza de la Sanidad Privada Española), en la que están representados más del 80% de los centros sanitarios privados, calcula que el coste es de en torno a los 250€/día. Si se cuenta con una póliza de seguro de salud que incluya la hospitalización, el coste de este servicio queda cubierto.

¿Qué enfermedad no cubre el seguro?

Algunas de las exclusiones de los seguros de salud pueden ser las cirugías estéticas, las enfermedades congénitas, los estudios psiquiátricos o las lesiones originadas por accidentes causados por el consumo de drogas, entre otras.

Comentarios
Autor/a: Neftali Riballo
Guía gratuita
primeros auxilios
Consejos para aprender y recordar cómo actuar ante situaciones de primeros auxilios

En esta guía aprenderás a prepararte y saber actuar ante lesiones y situaciones de emergencia que te puedas encontrar en tu día a día, como casos de atragantamientos en adultos o bebés, paradas cardiorrespiratorias, uso de desfibrilador, accidentes o quemaduras. Conocimiento muy importante .

Productos y servicios relacionados

Cuidamos tu salud y la de tu familia

seguro de cuadro medico dkv integral
Seguro de salud DKV Integral

Nuestro seguro de cuadro médico más vendido con un 36% de descuento: visitas a especialistas sin listas de espera, cobertura dental y asistencia en viajes en caso de urgencia

Videollamadas con especialistas y chat 24h

Consulta tus dudas a los mejores profesionales sin moverte de casa con las líneas médicas especializadas, incluida la pediátrica 24h y de obesidad infantil. Además podrás realizar videoconsultas con especialistas a través de la app Quiero cuidarme Más.

Productos de parafarmacia
Productos de parafarmacia

Salunatur es la parafarmacia online en la que encontrarás todo lo que necesites a precios exclusivos por estar registrado en el DKV Club. Productos para protegerte de la COVID-19, para cuidar tu cuerpo y rostro, productos específicamente profesionales.