Separación de bienes o gananciales, la guía que necesitas

25 Oct 2023
Tiempo de lectura
19 minutos
Tras el matrimonio, hay que elegir el régimen económico de la relación: separación de bienes o gananciales. Cada uno, con sus ventajas y desventajas.
  1. Diferencias entre la separación de bienes o gananciales

  2. Ventajas del régimen de gananciales

  3. Desventajas del régimen de bienes gananciales

  4. Ventajas del régimen de separación de bienes

  5. Desventajas del régimen de separación de bienes

  6. Cómo elegir o cambiar el régimen de separación de bienes

  7. Qué hacer si quieres tener bienes gananciales

  8. Cómo hacer separación de bienes en 5 pasos

Al contraer matrimonio, es importante decidir el régimen económico que regule la relación. En España, existen tres regímenes: la separación de bienes o gananciales y la participación. En este artículo, descubrirás si es mejor optar por separación de bienes o los gananciales, y las ventajas y desventajas de cada régimen.

El régimen de bienes gananciales es el que se aplica por defecto en la mayoría de comunidades autónomas de España al contraer matrimonio, a no ser que la pareja solicite expresamente que su enlace esté regulado por el régimen de separación de bienes. Esto no ocurre en algunas comunidades autónomas como Cataluña, donde se aplica por defecto la separación de bienes.

Si quieres conocer las diferencias que existen, el funcionamiento de cada régimen económico,  separación de bienes o gananciales, y todas las ventajas y desventajas, sigue leyendo.

Diferencias entre la separación de bienes o gananciales

Existe una diferencia clara entre separación de bienes o gananciales. El sistema de separación de bienes se caracteriza porque todo lo que gane o adquiera cada miembro del matrimonio es de su propiedad individual, sin pasar a formar parte del conjunto matrimonial, es decir, de la otra parte de la pareja.

En cambio, en el régimen de bienes gananciales, todo lo que gane o adquiera una parte de la pareja pasa a ser inmediatamente de los dos. Y no solo lo que gane económicamente trabajando, sino que también se incluyen premios de la lotería o cualquier otro bien que se adquiera.

Aparte de todo lo ganado, en el régimen de bienes gananciales se comparten también las deudas, la hipoteca o cualquier préstamo o saldo negativo en la cuenta bancaria. Todas las deudas serán parte de los dos miembros de la pareja, incluso después de separarse.

Existen bienes gananciales que se excluyen por defecto en caso de divorcio: los bienes heredados o donados. Cuando un bien es heredado o donado, la propiedad de ese bien es del miembro de la pareja que lo ha recibido y no de los dos. Lo mismo ocurre si uno de los dos miembros adquiere una vivienda antes del matrimonio. 

Los dos regímenes, separación de bienes o gananciales, presentan ventajas y desventajas

Ventajas del régimen de gananciales

El régimen de gananciales es más solidario que la separación de bienes, puesto que predica que, al ser partícipes de la misma sociedad, no se debe dejar en situación de vulnerabilidad a ninguno de los dos cónyuges. Otras ventajas asociadas a este régimen económico son las siguientes:

  • Aporta más seguridad. La seguridad que aporta el régimen de bienes gananciales es que las deudas que contraiga el matrimonio no pondrán en riesgo el patrimonio de ninguno de los dos.

  • Fomenta la colaboración financiera. Al compartir ciertos activos y responsabilidades financieras, el régimen de bienes gananciales puede fomentar la colaboración financiera entre los cónyuges. Esto puede ser beneficioso para planificar metas financieras compartidas, como comprar una casa o ahorrar para la educación de los hijos.

  • Protección en caso de divorcio o separación. En caso de que el matrimonio llegue a su fin, el régimen de bienes gananciales generalmente ofrece una distribución equitativa de los bienes. Esto puede ayudar a evitar disputas y litigios prolongados sobre la división de la propiedad.

  • Distribución equitativa de los activos acumulados. Los bienes adquiridos durante el matrimonio se consideran propiedad común de ambos cónyuges. Esto puede ser beneficioso en situaciones en las que uno de los cónyuges ha contribuido significativamente al aumento de la riqueza del matrimonio, ya que se espera que ambos compartan por igual los beneficios financieros.

  • Mayor protección para el cónyuge económicamente más débil. En los casos en que uno de los cónyuges tiene ingresos significativamente más bajos o está menos involucrado en la toma de decisiones financieras, el régimen de bienes gananciales puede proporcionar una cierta protección económica, puesto que los activos y ganancias se comparten de manera equitativa, lo que puede ayudar a mantener un nivel de seguridad financiera para ambos cónyuges.

A diferencia del régimen de separación de bienes, los gananciales están recomendados para personas con trabajos económicos de riesgo o vulnerables. Son los casos en los que un cónyuge ejerce como cuidador del hogar y para personas que cuentan con un gran patrimonio económico antes del matrimonio, ya que se consideran bienes privativos y no se verán afectados por el régimen ganancial.

Desventajas del régimen de bienes gananciales

El régimen de bienes gananciales también tiene algunas desventajas:

  • Desigualdad en la distribución de bienes. Si durante el matrimonio, uno de los dos cónyuges adquiere bienes, en el momento de separarse perderá el 50% de ese bien. 

  • Complicaciones en la gestión financiera. Mantener un registro meticuloso de los activos y deudas gananciales puede ser complicado y requerir un esfuerzo adicional. Esto puede llevar a una mayor complejidad en la gestión financiera cotidiana y a la necesidad de mantener una documentación precisa.

  • Menos flexibilidad en la toma de decisiones financieras. Bajo el régimen de bienes gananciales, ciertos activos y deudas se comparten automáticamente entre los cónyuges. Esto puede limitar la capacidad de uno de los cónyuges para tomar decisiones financieras independientes sobre esos activos compartidos.

  • División de la propiedad en caso de divorcio o separación. Aunque la división de activos gananciales se realiza generalmente de manera equitativa, en caso de divorcio o separación, este proceso puede ser complicado y, en algunos casos, dar lugar a disputas sobre el valor y la distribución de los activos compartidos.

  • Menos protección de activos prematrimoniales. En comparación con la separación de bienes, los gananciales pueden ofrecer menos protección a los activos que uno de los cónyuges poseía antes del matrimonio. En algunos casos, estos activos prematrimoniales pueden considerarse gananciales y, por lo tanto, estar sujetos a división en caso de divorcio.

Ventajas del régimen de separación de bienes

El régimen de separación de bienes ofrece varias ventajas. A continuación, detallamos algunos beneficios:

  • Protección de bienes individuales. Los cónyuges mantienen la propiedad y el control exclusivo sobre los bienes que poseían antes del matrimonio y los adquiridos durante el matrimonio. Esto protege los activos personales de posibles reclamaciones en caso de divorcio o deudas de uno de los cónyuges.

  • Independencia financiera. Cada cónyuge es responsable de sus propias finanzas y deudas, lo que permite una mayor autonomía económica y evita que los problemas financieros de uno afecten al otro.

  • Claridad en la propiedad. Facilita la identificación clara de quién es dueño de qué bienes, lo que reduce las disputas sobre la propiedad en caso de separación o divorcio.

  • Protección de herencias y donaciones. Si uno de los cónyuges recibe herencias o donaciones, estos activos suelen mantenerse como propiedad individual, lo que asegura que los deseos de los donantes se respeten.

  • Menor responsabilidad por deudas. Los cónyuges no son responsables automáticamente de las deudas personales del otro cónyuge, a menos que hayan acordado específicamente asumir la responsabilidad conjunta.

separación de bienes o gananciales

Desventajas del régimen de separación de bienes

Aunque el régimen de separación de bienes tiene sus ventajas, también conlleva algunas desventajas que se deben considerar:

  • Complicaciones en la gestión financiera. Mantener cuentas separadas y dividir los gastos puede resultar complicado y requerir una administración financiera más detallada, lo que puede generar conflictos si no se maneja adecuadamente.

  • Menor protección en caso de separación o divorcio. En algunos casos, uno de los cónyuges puede sentir que está en desventaja en la distribución de activos en caso de separación o divorcio, especialmente si uno de los cónyuges ha contribuido significativamente al aumento de la riqueza del otro.

  • Desafíos en situaciones de enfermedad o incapacidad. En el caso de enfermedades graves o discapacidad de uno de los cónyuges, el régimen de separación de bienes puede dificultar la gestión de asuntos financieros y de atención médica conjunta.

  • Limitaciones en la propiedad de bienes comunes. Bajo este régimen, los bienes adquiridos durante el matrimonio por ambos cónyuges se consideran propiedad individual, lo que puede limitar la posibilidad de propiedad conjunta de activos significativos como una vivienda.

  • Complejidad en situaciones de herencia o sucesiones. Puede ser más complicado determinar la distribución de bienes en caso de fallecimiento de uno de los cónyuges, especialmente si no se han realizado acuerdos o testamentos que especifiquen cómo se deben distribuir los activos.

En caso de fallecimiento del cónyuge, ¿hay alguna diferencia a la hora de heredar entre separación de bienes o gananciales?

Sí, hay diferencias significativas en la distribución de la herencia en caso de fallecimiento del cónyuge, dependiendo del régimen matrimonial, ya sea separación de bienes o gananciales:

  • Separación de bienes. Cada cónyuge mantiene la propiedad de sus activos por separado. En caso de fallecimiento de un cónyuge, sus bienes se distribuyen de acuerdo con su testamento o las leyes de sucesión intestadas, que pueden incluir al cónyuge sobreviviente, pero depende de las leyes locales y las circunstancias específicas.

  • Bienes gananciales. Los activos adquiridos durante el matrimonio generalmente se consideran propiedad conjunta. En caso de fallecimiento de un cónyuge, los bienes gananciales suelen dividirse en partes iguales entre el cónyuge sobreviviente y los herederos legales, como hijos, en función de las leyes locales.

La principal diferencia entre la separación de bienes o gananciales radica en la propiedad conjunta de los bienes gananciales, lo que puede afectar la distribución de la herencia. Sin embargo, las leyes varían según la jurisdicción, por lo que es fundamental consultar con un abogado especializado en derecho de sucesiones y matrimonial para comprender cómo se aplicarán las reglas en tu caso específico.

Cómo elegir o cambiar el régimen de separación de bienes o gananciales

El tipo de régimen, tanto de separación de bienes como gananciales, puede elegirse antes de contraer matrimonio o bien modificarse durante el matrimonio. En ambos casos, serán necesarias las capitulaciones matrimoniales.

Al decidir el régimen económico antes del matrimonio, se realizará una escritura de capitulaciones matrimoniales. Aquí, constarán la relación de los bienes aportados y los que pueden ser adquiridos durante el matrimonio.

Si se quiere realizar un cambio de régimen durante el matrimonio de separación de bienes o gananciales, se deberá realizar la capitulación matrimonial frente al notario.

Qué hacer si quieres tener bienes gananciales

Si deseas tener bienes gananciales en tu matrimonio, generalmente debes seguir estos consejos:

Escoge el régimen de bienes matrimoniales adecuado

Antes de casarte, es aconsejable hablar con un abogado especializado en derecho de familia para comprender las leyes y regulaciones de tu jurisdicción. Esto te ayudará a a elegir entre la separación de bienes o gananciales. Si en tu comunidad autónoma el régimen que se aplica por defecto es el de separación de bienes y quieres optar por los bienes gananciales, deberás indicarlo en tu acuerdo prenupcial o en el momento de casarte

Mantén registros claros y cumple con las leyes locales

Para que los bienes sean considerados gananciales, es importante mantener registros claros y precisos de todas las adquisiciones y transacciones financieras realizadas durante el matrimonio. Esto incluye la compra de bienes, inversiones, cuentas bancarias y de inversión, entre otros. Además, es importante presentar declaraciones de impuestos conjuntas y seguir los procedimientos legales adecuados para adquirir, vender o transferir propiedades.

Busca asesoramiento legal periódico

A medida que cambien las circunstancias en tu vida matrimonial, como la compra de una nueva propiedad o la inversión en negocios, es importante consultar regularmente con un abogado. Recuerda que las leyes sobre bienes gananciales varían según la ubicación geográfica y pueden estar sujetas a cambios en la legislación. Por lo tanto, es fundamental buscar asesoramiento legal local para asegurarte de que estás siguiendo los procedimientos adecuados y protegiendo tus intereses financieros de acuerdo con la ley de tu jurisdicción.

Cómo hacer separación de bienes en 5 pasos

Como se ha detallado, la separación de bienes frente a los gananciales es un régimen matrimonial en el cual cada cónyuge mantiene la propiedad y el control de sus activos por separado, y no comparten la propiedad de los bienes adquiridos durante el matrimonio. Si deseas establecer la separación de bienes en tu matrimonio, puedes seguir estos 5 pasos generales:

  • Consulta con un abogado. Antes de tomar cualquier medida, es aconsejable hablar con un abogado especializado en derecho de familia en tu área. El abogado te proporcionará orientación específica sobre las leyes y regulaciones de tu jurisdicción en relación con la separación de bienes o gananciales.

  • Redacta un acuerdo prenupcial. En muchos lugares, para establecer la separación de bienes, deberás firmar un acuerdo prenupcial antes de casarte. Este acuerdo debe detallar cómo se manejarán los activos y las deudas durante el matrimonio, y en caso de divorcio o separación. Tu abogado puede ayudarte a redactar un acuerdo prenupcial que cumpla con las leyes locales y tus necesidades específicas.

  • Revela todos los activos y deudas. Al redactar el acuerdo prenupcial, ambas partes deben revelar completamente sus activos y deudas. Esto incluye propiedades, cuentas bancarias, inversiones, deudas, ingresos y cualquier otro activo o pasivo financiero. La transparencia es clave para que el acuerdo prenupcial sea válido y equitativo.

  • Firma el acuerdo prenupcial. Una vez que hayas redactado el acuerdo prenupcial y ambas partes estén de acuerdo con los términos, se debe firmar el documento. Por lo general, se requiere la asesoría legal independiente para cada cónyuge, lo que significa que cada uno debe consultar a su propio abogado antes de firmar para asegurarse de que comprenden completamente los términos y están de acuerdo con ellos.

  • Registra el acuerdo (si es necesario). En algunas jurisdicciones, es necesario registrar el acuerdo prenupcial en una oficina gubernamental o ante un tribunal para que tenga validez legal. Tu abogado te guiará en este proceso y te informará si es necesario realizar algún registro.

Es importante destacar que los pasos exactos para establecer un régimen de separación de bienes o gananciales pueden variar según la jurisdicción y las leyes locales, por lo que es esencial consultar a un abogado que conozca las regulaciones específicas de tu región. Además, ten en cuenta que, en algunas jurisdicciones, existen restricciones y limitaciones en cuanto a lo que se puede establecer en un acuerdo prenupcial, por lo que es importante asegurarse de que el acuerdo sea válido y legalmente sólido.

Como has visto, tanto la separación de bienes o gananciales presentan sus ventajas y desventajas. Por eso, antes de contraer matrimonio se deberá elegir uno de estos dos regímenes basado en las necesidades de uno mismo y las necesidades en común de ambos cónyuges.

No obstante, no es motivo de preocupación si deseas solicitar un cambio en el régimen ganancial durante tu matrimonio. En DKV contamos con el seguro DKV Vida, que te brinda la oportunidad de resolver todas tus preguntas con el apoyo de abogados especializados, a través de nuestro servicio de asesoría legal y asistencia jurídica telefónica.

Guía gratuita
Salud y bienestar en los directivos españoles
Estudio de salud y bienestar de los directivos españoles

La falta de tiempo de los directivos y la sobrecarga laboral nos hace tener una idea a veces equivocada de sus hábitos de vida relacionados con la salud. ¿Quieres saber los resultados de este estudio elaborado sobre la salud de los directivos en España?

Preguntas frecuentes sobre separación de bienes o gananciales

Respondemos a las preguntas más recurrentes sobre separación de bienes o gananciales

¿Qué es mejor separación de bienes o gananciales?

La elección entre separación de bienes o gananciales depende de la situación y preferencias personales. La separación de bienes ofrece independencia financiera, mientras que los bienes gananciales comparten activos y responsabilidades. La mejor opción varía según las circunstancias y la legislación local.

¿Qué no entra en bienes gananciales?

Esto es lo que generalmente no entra en bienes gananciales:

Bienes adquiridos antes del matrimonio.
Herencias y donaciones exclusivas a uno de los cónyuges.
Bienes personales como ropa y objetos personales.

Todo esto puede variar según las leyes locales

¿Quién hereda en caso de separación bienes?

En caso de separación de bienes, en la mayoría de las jurisdicciones, cada cónyuge mantiene la propiedad de sus activos por separado. En caso de fallecimiento de un cónyuge, los bienes de ese cónyuge generalmente se distribuyen según su testamento o las leyes de sucesión intestadas, que pueden incluir al cónyuge sobreviviente, pero depende de las leyes locales y las circunstancias específicas. Es muy recomendable que acudas a un abogado de sucesiones para comprender cómo se aplicarían las reglas en tu jurisdicción.

Comentarios
Marta Estevez, experta médica en DKV Quiero Cuidarme
Autor/a: Marta Estévez

Psicóloga especializada en neuropsicología.

 

Guía gratuita
Accidentes infantiles
¿Cómo podemos prevenir accidentes domésticos?

En esta guía te damos una serie de recomendaciones para evitar accidentes comunes en el hogar con la corriente y los enchufes, productos de limpieza, medicamentos y pinturas, objetos peligrosos, quemaduras y peligros en el agua (piscinas, playa y bañeras)

Productos y servicios relacionados

Cuidamos tu salud y la de tu familia

seguro de cuadro medico dkv integral
Seguro de salud DKV Integral

Nuestro seguro de cuadro médico más vendido con un 36% de descuento: visitas a especialistas sin listas de espera, cobertura dental y asistencia en viajes en caso de urgencia

Videollamadas con especialistas y chat 24h

Consulta tus dudas a los mejores profesionales sin moverte de casa con las líneas médicas especializadas, incluida la pediátrica 24h y de obesidad infantil. Además podrás realizar videoconsultas con especialistas a través de la app Quiero cuidarme Más.

Productos de parafarmacia
Productos de parafarmacia

Salunatur es la parafarmacia online en la que encontrarás todo lo que necesites a precios exclusivos por estar registrado en el DKV Club. Productos para protegerte de la COVID-19, para cuidar tu cuerpo y rostro, productos específicamente profesionales.