Betabloqueadores cardioselectivos, ¿qué son?

31 Oct 2023
Tiempo de lectura
12 minutos
Los betabloqueadores cardioselectivos son fármacos para tratar enfermedades cardíacas y de los vasos sanguíneos aunque no siempre están recomendados.
  1. Funcionamiento de los betabloqueadores cardioselectivos

  2. Tipos de betabloqueadores

  3. ¿En qué enfermedades cardíacas se usan los betabloqueadores cardioselectivos?

  4. ¿Qué hacen los betabloqueadores en insuficiencia cardíaca?

  5. Efectos secundarios de tomar betabloqueadores cardioselectivos

  6. ¿Cuándo no usar betabloqueadores?

Los betabloqueadores cardioselectivos o selectivos son unos fármacos destinados a tratar ciertas enfermedades cardíacas y de los vasos sanguíneos, con la finalidad de reducir la presión arterial y la cantidad de trabajo que realiza el corazón.

Merece la pena conocer la funcionalidad de los betabloqueadores cardioselectivos, en qué enfermedades cardíacas y no cardíacas están indicados, en qué formato se deben tomar y qué efectos secundarios se pueden derivar de su ingesta. Además, no siempre se pueden usar betabloqueadores. 

Funcionamiento de los betabloqueadores cardioselectivos

Los medicamentos betabloqueadores se encargan de bloquear la acción del receptor beta-adrenérgico, impidiendo la unión de la catecolamina y evitando su estimulación. Pero ¿qué significa esto?

Las catecolaminas son hormonas, como la adrenalina y la noradrenalina, encargadas de regular el sistema nervioso, uniéndose a los receptores adrenérgicos. Uno de estos receptores adrenérgicos es el beta-adrenérgico, que se encuentra principalmente en el corazón. Cuando este receptor se estimula gracias a la catecolamina (adrenalina y noradrenalina), se eleva la presión arterial, la fuerza del corazón y la frecuencia cardíaca. 

Los betabloqueadores cardioselectivos se encargan de frenar esta acción con la finalidad de bajar la tensión arterial, la frecuencia cardíaca y la fuerza del corazón, que en determinadas enfermedades puede llegar a ser perjudicial.

Betabloqueantes cardioselectivos enfermera

Tipos de betabloqueadores

Existen diferentes tipos de betabloqueadores. Por un lado, encontramos los que funcionan en las diferentes partes del cuerpo, bloqueando la acción de los diferentes adrenoreceptores beta en cualquier parte corporal. Por otro lado, los betabloqueadores cardioselectivos, que se centran únicamente en el corazón.

Estos medicamentos solo se pueden adquirir con prescripción médica y se pueden tomar en formato de inyección, tableta o cápsula, jarabe o solución y gotas para los ojos.

La forma de tomar este medicamento dependerá de la enfermedad diagnosticada. Si se sufre un ataque al corazón, se inyectarán los betabloqueadores cardioselectivos para reducir la posibilidad de morir durante el infarto. En cambio, si se padece una angina de pecho, se tomará el fármaco en formato tableta o cápsula de manera regular para poder controlar la enfermedad a largo plazo, ya que la duración del medicamento es de corto plazo. En cambio, cuando exista un glaucoma, los betabloqueadores se tomarán en formato de gotas oculares.

¿En qué enfermedades cardíacas se usan los betabloqueadores cardioselectivos?

Los betabloqueadores cardioselectivos están indicados para varias enfermedades cardíacas. A continuación, te presentamos algunos casos:

  • Hipertensión arterial: estos fármacos reducirán la presión arterial y se encargarán de tratar dicha hipertensión, administrándose por sí solos o acompañados de otros fármacos. 

  • Prevención de nuevos infartos: si ya se ha sufrido un ataque al corazón, tomar esta medicación ayudará a prevenir ante la posibilidad de sufrir otro infarto o prevenir la muerte mientras se sufre uno.

  • Angina de pecho: los betabloqueadores cardioselectivos reducen la necesidad de oxígeno del corazón, la frecuencia cardíaca, la presión arterial y la fuerza que ejerce el corazón. Además, aumentan el flujo de sangre de las arterias coronarias, reduciendo así los síntomas derivados de la angina de pecho y produciendo una mejoría de la función ventricular. 

  • Insuficiencia cardíaca: serán muy importantes para tratar esta enfermedad, ya que mejorarán la pérdida de fuerza del corazón, reduciendo el riesgo de muerte y de hospitalización. 

  • Arritmias: los betabloqueadores ayudarán a controlar algunos tipos de arritmias, sobre todo aquellas que acompañan a la taquicardia, es decir, al aumento de la frecuencia cardíaca. 

  • Miocardiopatía hipertrófica: la miocardiopatía hipertrófica es una enfermedad del músculo cardíaco, donde su engrosamiento no permite que las cavidades del corazón se llenen. Los betabloqueadores cardioselectivos ayudarán a la función ventricular y a los síntomas derivados de esta enfermedad al disminuir la frecuencia cardíaca.

¿Qué hacen los betabloqueadores en insuficiencia cardíaca?

Los betabloqueadores cardioselectivos son medicamentos que se utilizan en el tratamiento de la insuficiencia cardíaca para mejorar la función del corazón y reducir los síntomas, como se ha detallado anteriormente. Aunque parezca un poco redundante, a continuación te explicamos qué hacen los betabloqueadores específicamente en el contexto de la insuficiencia cardíaca:

  • Reducción de la frecuencia cardíaca: los betabloqueadores cardioselectivos bloquean los receptores beta en el corazón, lo que disminuye la frecuencia cardíaca. Esto es beneficioso en la insuficiencia cardíaca porque una frecuencia cardíaca más baja permite que el corazón descanse entre latidos y reduce la carga de trabajo del músculo cardíaco.

  • Disminución de la presión arterial: los betabloqueadores también pueden reducir la presión arterial al disminuir la fuerza de las contracciones del corazón y reducir la resistencia en los vasos sanguíneos. Esto puede ser útil en casos de insuficiencia cardíaca relacionada con hipertensión arterial.

  • Mejora de la función cardíaca: al disminuir la frecuencia cardíaca y la fuerza de las contracciones, los betabloqueadores pueden mejorar la función del corazón al permitir que se llene más completamente entre latidos, lo que aumenta la cantidad de sangre que el corazón puede bombear con cada latido.

  • Reducción de la demanda de oxígeno: al reducir la frecuencia cardíaca y la fuerza de las contracciones, los betabloqueadores disminuyen la demanda de oxígeno del corazón. Esto puede ser beneficioso en pacientes con insuficiencia cardíaca, ya que el corazón debilitado puede tener dificultades para obtener suficiente oxígeno.

  • Control de los ritmos cardíacos anormales: los betabloqueadores cardioselectivos también pueden ayudar a prevenir o controlar los ritmos cardíacos anormales que a veces ocurren en la insuficiencia cardíaca, como la fibrilación auricular.

Es importante destacar que el uso de betabloqueadores cardioselectivos en la insuficiencia cardíaca debe ser supervisado de cerca por un médico especializado en cardiología. No todos los pacientes son candidatos para este tipo de tratamiento, y la elección del betabloqueante específico y la dosis adecuada pueden variar según las necesidades individuales del paciente. Además, el médico debe evaluar regularmente la respuesta al tratamiento y ajustar la medicación según sea necesario para garantizar la eficacia y la seguridad.

¿Los betabloqueadores cardioselectivos sirven también para enfermedades no cardíacas?

Los betabloqueadores también están indicados para otras enfermedades no cardíacas como las siguientes:

  • Ansiedad: los betabloqueadores no detendrán la ansiedad, pero sí aliviarán los síntomas como las palpitaciones, temblores o ritmo cardíaco elevado.

  • Migraña: estos medicamentos ayudarán a prevenir la migraña y a reducir los ataques.

  • Glaucoma: el glaucoma es una enfermedad ocular causada por el aumento de presión intraocular, los betabloqueadores controlarán esta enfermedad si se administra en forma de gotas para los ojos.

  • Hipertiroidismo: ayudarán a aliviar los síntomas derivados de tener la glándula tiroidea hiperactiva.

Efectos secundarios de tomar betabloqueadores cardioselectivos

Los betabloqueadores cardioselectivos pueden tener efectos secundarios, aunque la gran mayoría de pacientes tiene una buena tolerancia a estos fármacos. 

Estos son algunos de los efectos secundarios de tomar betabloqueadores cardioselectivos:

  • Sensación de mareo o inestabilidad: causado por la bajada de presión arterial o la frecuencia cardíaca. Ajustando a la dosis adecuada, se puede prevenir este efecto secundario.

  • Disfunción eréctil: este efecto secundario es común en casi todos los fármacos destinados a la hipertensión arterial. 

  • Sensación de cansancio y dolor de cabeza: especialmente al inicio del tratamiento, una vez el cuerpo se acostumbra al medicamento y a la dosis, este efecto secundario desaparece.

  • Trastornos del sueño e insomnio.

  • Manos y pies fríos.

  • Trastornos del ánimo.

  • Ojos secos o trastornos visuales.

  • Indigestión.

  • Erupciones en la piel.

  • Afectación de distintos órganos: según en qué casos, los betabloqueadores podrán afectar a diferentes órganos del cuerpo, como pulmones o músculos.

Betabloqueantes cardioselectivos paciente

¿Cuándo no usar betabloqueadores?

Los betabloqueadores cardioselectivos están contraindicados si se sufre asma o problemas respiratorios, insuficiencia cardíaca grave, ritmo cardíaco lento, hipotensión arterial, diabetes o enfermedad arterial periférica (estrechamiento grave de las arterias que trasladan sangre a los brazos y piernas). Al estar contraindicados, si es necesario tomar estos fármacos, un médico deberá tener bajo observación la dosis permitida.

Ya sabes que existen diferentes tipos de betabloqueadores, entre ellos los betabloqueadores cardioselectivos, encargados de tratar algunas enfermedades cardíacas o vasos sanguíneos. 

Como cualquier otro medicamento, puede tener algunos efectos secundarios. Por este motivo, se recomienda estar en contacto con un cardiólogo si se padecen otras enfermedades y toman estos fármacos, como por ejemplo, el asma, la diabetes o la enfermedad arterial periférica. 

Además, es importante seguir unos hábitos de vida saludables, evitando el consumo de tabaco y alcohol, así como practicar actividad física acorde a nuestra edad y estado de salud. 

Guía gratuita
¿Inculcas a tus hijos unos hábitos saludables?
¿Inculcas a tus hijos unos hábitos saludables?

Los padres tienen una gran influencia en sus hijos. De hecho, son su modelo a seguir y, es por esa razón, que debemos adoptar y enseñar buenos hábitos.

Referencias

  1. https://www.bupasalud.com/salud/betabloqueadores

  2. https://fundaciondelcorazon.com/informacion-para-pacientes/tratamientos/betabloqueantes.html

Preguntas frecuentes sobre betabloqueadores cardioselectivos

Respondemos a las preguntas más recurrentes sobre betabloqueantes cardioselectivos

¿Cuáles son los betabloqueadores más comunes?

Algunos betabloqueadores comunes incluyen el metoprolol, el carvedilol y el bisoprolol. Estos medicamentos se utilizan en una variedad de condiciones cardíacas, como la hipertensión, la insuficiencia cardíaca y las arritmias. El médico determinará cuál es el más adecuado para cada paciente según su condición específica.

¿Qué betabloqueador tiene menos efectos secundarios?

No hay un betabloqueador específico que tenga menos efectos secundarios en todos los pacientes, ya que la respuesta a estos medicamentos varía de persona a persona. Sin embargo, algunos estudios sugieren que el bisoprolol y el carvedilol pueden tener un perfil de efectos secundarios más favorable en algunos pacientes con insuficiencia cardíaca, pero esto depende de la situación individual de cada paciente y debe ser determinado por un médico.

¿Qué efecto produce el bisoprolol?

El bisoprolol es un betabloqueador que se utiliza para reducir la frecuencia cardíaca y disminuir la presión arterial. Su principal efecto es bloquear los receptores beta en el corazón, lo que reduce la carga de trabajo del corazón y ayuda a mejorar la función cardíaca. Esto lo hace útil en condiciones como la hipertensión arterial y la insuficiencia cardíaca.

¿Qué medicamento puede sustituir el bisoprolol?

No se debe sustituir ningún medicamento sin consultar a un médico. Sin embargo, otros betabloqueadores, como el metoprolol o el carvedilol, pueden ser opciones alternativas en lugar del bisoprolol para tratar condiciones cardíacas como la hipertensión o la insuficiencia cardíaca. La elección depende de la evaluación médica y las necesidades individuales del paciente.

Comentarios
Marta Estevez, experta médica en DKV Quiero Cuidarme
Autor/a: Marta Estévez

Psicóloga especializada en neuropsicología.

 

Guía gratuita
Alimentacion equilibrada
¿Qué incluir en una dieta sana y equilibrada?

En esta guía encontrarás recomendaciones científicas sobre la alimentación y la prevención de enfermedades, consejos para cuidar las comidas sociales, para una alimentación más sostenible y opciones de comidas con poco tiempo.

Productos y servicios relacionados

Protegemos tu salud para que solo te preocupes de cuidarte y disfrutar

seguro de cuadro medico dkv integral
Seguro de salud DKV Integral

Nuestro seguro de cuadro médico más vendido con un 36% de descuento: visitas a especialistas sin listas de espera, cobertura dental, videoconsultas con especialistas, línea médica nutricional, 20 sesiones de nutricionista al año para tratamiento y control de la obesidad.

Consulta tus dudas a los mejores profesionales sin moverte de casa con las líneas médicas especializadas. Además podrás realizar videoconsultas con especialistas a través de la app Quiero cuidarme Más y tener un coach de salud que te ayude a mejorar tus hábitos de vida.

Consulta dietética y nutrición
Dietética y nutrición online

Aprende a comer saludablemente con un menú rico y variado. El objetivo de este servicio es proporcionarte la información y las herramientas necesarias para que puedas realizar elecciones saludables en un futuro para conseguir un mejor estilo de vida.